» Blog » Fotografía » Reportaje social » “Les Comparses”, la guerra más dulce

“Les Comparses”, la guerra más dulce

Batalla de "Les Comparses", Carnaval de Vilanova i la Geltrú
Batalla de “Les Comparses”, Carnaval de Vilanova i la Geltrú

El Carnaval de Vilanova i la Geltrú es uno de los más tradicionales y particulares que podemos encontrar; con 250 años de historia, subsistió incluso durante el franquismo camuflado como “fiestas de invierno”. Su día álgido es el domingo de “Les Comparses”, cuando miles de personas están citadas a una gran guerra de caramelos en la plaza del ayuntamiento, la Plaça de la Vila, después de recorrer las calles de la ciudad durante toda la mañana a ritmo de “el Turuta” y otras músicas de las bandas y charangas venidas de todo el país.

Es tanta la asistencia de participantes que son necesarios varios turnos para realizar todas las batallas carameleras. Las cifras hablan por sí solas: más de 8.000 parejas inscritas, agrupadas en más de 100 banderas de más de 50 entidades y asociaciones, repartidas en categorías infantiles y de adultos, además de otros cientos de personas participando en las bandas de música y en la organización. Durante toda la celebración, se tiran más de 120.000 kilos de caramelos. Este día, la fiesta atrae a unos 150.000 visitantes a la ciudad, más del doble de su población.

Para los hombres camisa blanca, pantalón oscuro, barretina y lazo o corbatín, y según la entidad también pañuelo, faja, chaleco o americana. Y al hombro, el fardo lleno de caramelos como arma de destrucción masiva. Para las mujeres, vestido o falda y un Mantón de Manila, con uno o dos claveles de diversos colores en el pelo. Una vez llena la plaza con los grupos de turno, el speaker da paso al comienzo de la batalla al grito de Comparsers i comparseres… la plaça és vostra! (Comparseros y comparseras… la plaza es vuestra!).

El preludio de la batalla: las calles alrededor de la Plaça de la Vila se llenan de "comparsers" y "comparseres"
El preludio de la batalla: las calles alrededor de la Plaça de la Vila se llenan de “comparsers” y “comparseres”

 

Para el público, conseguir un buen sitio es importante para no perderse la acción, ya sea en alto o a pié de plaza
Para el público, conseguir un buen sitio es importante para no perderse la acción, ya sea en alto o a pié de plaza

 

Centenares de comparsas esperan su turno para entrar a la plaza
Centenares de comparsas esperan su turno para entrar a la plaza

 

Los abanderados abren el turno de batalla, ondeando sus insignias en medio de la plaza
Los abanderados abren el turno de batalla, ondeando sus insignias en medio de la plaza

 

A continuación, al ritmo de la música encabezan la entrada de la contienda
A continuación, al ritmo de la música encabezan la entrada de la contienda

 

El séquito irrumpe en la plaza, saltando y celebrando con cierto orden el final de fiesta que se avecina
El séquito irrumpe en la plaza, saltando y celebrando con cierto orden el final de fiesta que se avecina

 

Una vez todos dentro, las comparsas dan una vuelta a la plaza al son de la música, en fila tras sus respectivas banderas
Una vez todos dentro, las comparsas dan una vuelta a la plaza al son de la música, en fila tras sus respectivas banderas

 

"Comparsers i comparseres... la plaça és vostra!". Comienza el festín
“Comparsers i comparseres… la plaça és vostra!”. Comienza el festín

 

La guerra entre "bandos" es a caramelazo limpio
La guerra entre “bandos” es a caramelazo limpio

 

No es raro llevarse un buen chichón, y ocasionalmente alguna ceja partida
No es raro llevarse un buen chichón, y ocasionalmente alguna ceja partida

 

Las batallas de caramelos de "Les Comparses", festival de colores en acción
Las batallas de caramelos de “Les Comparses”, festival de colores en acción

 

Los abanderados arengan a su gente durante el continuo arreón entre dulces proyectiles
Los abanderados arengan a su gente durante el continuo arreón entre dulces proyectiles

 

Los más pequeños viven el encuentro tanto o más que los mayores
Los más pequeños viven el encuentro tanto o más que los mayores

 

Llegando al final de la batalla, la plaza es un tumulto caótico de gente felizmente enloquecida
Llegando al final de la batalla, la plaza es un tumulto caótico de gente felizmente enloquecida

 

Después de la acción, llega la hora de los bailes y celebraciones. "Paquito el chocolatero" suele ser un "hit"
Después de la acción, llega la hora de los bailes y celebraciones. “Paquito el chocolatero” suele ser un “hit”

 

Entre batalla y batalla, unas 7 en total, hay que hacer algo de limpieza para los que vienen detrás
Entre batalla y batalla, unas 7 en total, hay que hacer algo de limpieza para los que vienen detrás

 

Para marcar el final, las banderas ondean en el balcón del ayuntamiento
Para marcar el final, las banderas ondean en el balcón del ayuntamiento

 

Dedicado a mi querida ciudad. Feliz carnaval!

Deja un comentario