Empezar, de nuevo

Bienvenid@

 

Hace ya unos cuantos años, un amigo y compañero de trabajo me dijo: «Sergi… Todo esto tienes que escribirlo y contarlo a la gente!».

Yo me encontraba explicando las anécdotas de algún viaje a mis compañeros, mientras enseñaba las fotos que me había traído, durante un descanso. Él se refería a todas esas cosas que estaba contando y que no se podían ver o adivinar en las fotografías. Sorpresas, inconvenientes, retrasos, situaciones cómicas o embarazosas, encuentros con gente estupenda, con gente peculiar… Todo ese baúl de historias que nos traemos de vuelta de un viaje y deja a nuestro interlocutor con cara de pasmo, o le hace dar una buena carcajada.

"Empezar, de nuevo". Autoretrato con objeto. Sergi Balaguer.

«Empezar, de nuevo». Autoretrato con objeto

Aunque en aquella época las webs y los blogs de viajes empezaban su auge, lo cierto es que nunca he sido muy dado a exhibirme en Internet, siempre me gustó más el estar entre amigos o en familia, sentados mirando un álbum o delante del televisor, explicando esas historias mientras vemos las fotografías de turno. Y si bien hice un primer intento con una web creada especialmente para un concurso, donde mostraba las fotos y explicaba las anécdotas y el recorrido de un viaje concreto, la sugerencia de mi colega se quedó ahí, en el tintero, como algo posible en mi mente, pero que nunca vi como necesario o especialmente interesante. Supongo que esto tiene que ver con la manera de ser de cada uno, con el cómo se viven y se cuentan las cosas que a uno le suceden.

Web "Nueva Zelanda, la Tierra Media". Concurso de webs de viajes Tiramilles 2005 (Sergi Balaguer)

Web «Nueva Zelanda, la Tierra Media». Concurso de webs de viajes Tiramilles 2005

Por aquel entonces, yo me dedicaba al mundo de la informática, y estaba bastante lejos de ni siquiera intuir que un día lo cambiaría todo por la fotografía y el mundo audiovisual. Eso sí, el «virus» de viajar me había calado fuerte desde hacía un tiempo, y la afición por la fotografía nació gracias a ello, y creció poco a poco, tan ligada al hecho de contar a los demás las cosas vistas y vividas en un viaje. Y por extensión, al hecho de explicar algo, cualquier cosa, con imágenes, además del verbo. Igual que a muchas personas con las que he conversado alguna vez, la afición por la fotografía nació a raíz de viajar, como forma de plasmar el recuerdo de un lugar y una experiencia vividos. Para algunos, con el paso del tiempo, y con muchas dudas y decisiones importantes por el camino, esta afición se convierte en profesión. O al menos se intenta.

Después de bastante tiempo, ahora me encuentro en otro punto del terreno de juego, o del viaje en tren como dirían algunos. Decisiones, renuncias, cambios, formación, comienzos largos y difíciles… Mientras tanto, Internet ha cambiado mucho, y nos ha cambiado mucho a todos: qué consumimos (en el sentido más amplio), cómo lo consumimos, y sobretodo, cómo nos relacionamos y comunicamos. Ahora hemos aprendido lo importante que es, sino necesario, estar en las redes para explicar al mundo quiénes somos, qué hacemos y cómo lo hacemos. Sobretodo esto último, casi como exigencia social o profesional, aunque nos pese.

Un servidor, fotografiado en diferentes momentos de viaje. Gracias por las instantáneas a: Jordi Nicolás Rubio (Senegal), Kirsty McHatton (Vietnam), Marta Villuendas (Islandia), Maria Rosa de la Concha (Gabon), y Haidé Costa (Alaska).

Y en paralelo, también he aprendido que para explicar algo con imágenes, uno tiene que hacerlo mucho mejor que antes, si quiere dedicarse a ello. Ya sea ese algo un lugar, un paisaje, una persona, un edificio o un objeto. Es el trabajo difícil, que dura toda la vida, de aprender, observar y practicar, y volver a aprender, observar y practicar. Ahora además, hay que saber escribir para acompañar y completar la experiencia del relato gráfico. Y ya puestos, si puedes acompañarlo con imágenes en movimiento, mucho mejor! Todo ello sin contar con otras dotes como las relaciones sociales (sic!), tu gestión como autónomo (doble sic!), tu presencia en Internet… Es la riqueza del mundo audiovisual actual, y a la vez su dificultad, si quieres hacerte valer en él.

Por todo esto, como un pasito más en ese terreno de juego, necesitaba modernizar un poco mi sitio web, creado hace un par de años ya, sobretodo en lo referente a tener una herramienta de difusión como es el blog. Y por cierto… Aunque sea «un poco» tarde, gracias Jordi, por animarme a escribir sobre mis viajes.

Así pues, aquí os presento mi web y mi blog, como cuenta el título y la imagen de cabecera de este artículo: para empezar, de nuevo. Seguimos!

Sergi Balaguer H. / Fotógrafo. Editor multimedia. Viajero. Tenista en la reserva. Me preocupa la conservación del medio ambiente y de las especies. Disfruto estando en la montaña y la naturaleza, haciendo senderismo. Me encanta viajar. Me gustan la arqueología, la exploración, la geografía, la historia, la ciencia, los idiomas, la música... y muchos otros conocimientos humanos.