Ballenas y biodiversidad en la Costa de Garraf

«¿S abes que hay ballenas en la Costa del Garraf?»  Este texto encabezaba un cartel promocional que llama la atención a cualquier ciudadano de a pie, más aún si conoce esta parte de la costa catalana. Y si uno es algo amante de los animales, o le interesa lo relativo al medio ambiente, la curiosidad acaba picando.

Ese ha sido mi caso desde hace algunas temporadas, al toparme con este reclamo por Internet. Investigando un poco más, descubro que existen varios proyectos de estudio y divulgación de los cetáceos y las aves marinas en esta zona, llevados a cabo por almenos un par de ONGs que tienen como base los puertos de Vilanova i la Geltrú y de Sitges, en Barcelona. Sumergiéndonos en la información que hay detrás, se nos presenta una realidad sorprendente y desconocida: el Mar Balear, y en particular el litoral catalán de la Costa del Garraf, tienen una gran biodiversidad animal.

Vilanova i la Geltrú (Barcelona) vista desde el exterior de su puerto

Vilanova i la Geltrú (Barcelona), vista desde el exterior de su puerto

Riqueza en fauna

El mayor exponente de esta biodiversidad es el rorcual común (Balaenoptera physalus, cat: rorqual comú, eng: fin whale), el segundo animal más grande del planeta, que puede llegar a los 25 metros y las 70 toneladas. Es una ballena en peligro de extinción que cada primavera visita nuestra costa para alimentarse, mientras sigue su ruta migratoria del Estrecho de Gibraltar hasta el Mar de Liguria en Italia, y viceversa. En el ámbito de la investigación, este hecho ha sido desconocido hasta hace pocos años.

Además de ballenas, en estas aguas también son frecuentes distintas especies de cetáceos, peces y otros animales como delfines, calderones, cachalotes, peces luna, tortugas bobas, y según estudios recientes, más de 28 especies de aves marinas, algunas de ellas muy amenazadas. Unas son visibles desde la costa o en la misma playa, otras son puramente pelágicas. Las gaviotas forman el grupo más habitual, y también son frecuentes los cormoranes, los alcatraces, los charranes y las pardelas.

Avistando un rorcual común en la Costa de Garraf
Ejemplar de rorcual común en la Costa de Garraf; su aleta dorsal lo identifica y lo distingue de otros individuos

Entre estas especies de aves destacan la gaviota de Audouin, endémica del Mediterráneo y con su mayor colonia en el Delta del Ebro, y la pardela balear, la única ave marina endémica de España. Según indica el doctor en biología Vittorio Pedrocchi Rius, en su conferencia sobre «la riqueza ornitológica de aves marinas en Vilanova i la Geltrú», este hecho convierte al área del Garraf, probablemente, en la mejor del estado español para observar este tipo de aves y en una de las mejores de todo el Mediterráneo.

Y todo esto sin alejarnos mucho del litoral: apenas de 6 a 10 millas náuticas (1 mn = 1852 m). La presencia de ballenas y delfines ya era conocida por los pescadores y navegantes desde hace tiempo, pero ha pasado totalmente desapercibida para el público en general, hasta ahora.

1. Charrán patinegro (Thalasseus sandvicensis, cat: Xatrac becllarg, eng: Sandwich tern) – 2. Pardela balear (Puffinus mauretanicus, cat: Baldriga balear, eng: Balearic shearwater) – 3. Gaviota de Audouin (Larus audouinii o Ichthyaetus audouinii, cat: Gavina corsa, eng: Audouin’s gull)

La causa de esta riqueza en la fauna marina local, y de por qué la zona atrae a los rorcuales, es aún bastante desconocida. Sin embargo, la investigación de los últimos años apunta a una combinación de diversos factores, geográficos y climáticos, que se dan entre Tarragona y Barcelona, especialmente en la Costa del Garraf: una plataforma continental ancha y poco profunda; la presencia de cañones submarinos que favorecen la mezcla de las corrientes frías, ricas en nutrientes, con las aguas templadas en superficie; la aportación de sedimentos y nutrientes de los ríos cercanos; y el hecho de ser una zona tranquila de corrientes suaves. Todos estos factores generan aquí un «punto dulce» de alimento (zooplancton, kril y otros organismos), que es la base de la cadena trófica para muchos animales.

Proyectos de investigación

El desconocimiento general de esta rica fauna, junto a la falta de información sobre la presencia y el comportamiento del rorcual común y otros cetáceos en nuestras aguas, impulsó la creación de sendos proyectos de investigación y divulgación por parte de la Asociación Edmaktub y de la Associació Cetàcea en el año 2013.

Estas organizaciones sin ánimo de lucro se dedican al estudio científico y a la divulgación del medio acuático, especialmente a la investigación de los cetáceos; su principal objetivo es profundizar en el conocimiento del mar y la fauna marina para preservar su riqueza y biodiversidad. Disponen de un equipo humano integrado por científicos y especialistas en ámbitos como la biología, la veterinaria, las ciencias ambientales y las técnicas audiovisuales.

Jornada del Proyecto Rorcual a bordo del catamarán Maktub. Prismáticos y cámaras son las herramientas básicas para realizar y registrar los avistamientos

Estos proyectos nacieron con el objetivo de ampliar el conocimiento sobre la presencia del rorcual común y otros cetáceos en nuestra costa, cada año entre febrero y junio especialmente (también divisables el resto del año, pero en menor medida), y fomentar así su estudio, divulgación y preservación. El rorcual común es un animal espectacular e inteligente del que se sabe muy poco; es la especie de mayor tamaño que transita el Mediterráneo y está protegida por hallarse en peligro de extinción. Su presencia es un indicador de la riqueza de estas aguas.

En los primeros años de las investigaciones se divisaron más de 100 rorcuales por temporada, pero más recientemente el número de ballenas observadas ha ido oscilando, con tendencia a disminuir. La hipótesis que plantean los estudios es que el incremento de temperatura del agua -debido al cambio climático– y el descenso en la concentración de nutrientes afectan a la concentración de plancton, y en consecuencia al número de ballenas; se estima que es la misma causa por la que las capturas de pescado están descendiendo en los últimos años.

Estos proyectos también estudian de cerca los problemas y amenazas que afectan a los rorcuales en su estancia y migración, principalmente el tráfico marítimo, la contaminación acústica, y la contaminación del agua por microplásticos.

1. Delfín listado (Stenella coeruleoalba, cat: Dofí ratllat, eng: Striped dolphin) – 2. Pez luna (Mola mola; cat: Bot, peix lluna, mola; eng: Ocean sunfish, common mola) – 3. Calderón gris (Grampus griseus, cat: Cap d’olla gris, eng: Risso’s dolphin)

Avistando un rorcual común frente a Cubelles (Barcelona)

Otro ejemplar de rorcual común, frente a la costa de Cubelles (Barcelona)

Las investigaciones se realizan a través de transectos aleatorios por la costa, a bordo de embarcaciones con base en los puertos de Vilanova i la Geltrú (Edmaktub) y de Sitges (Cetàcea), al sur de Barcelona. Durante todo el año, y en especial en primavera, realizan salidas al mar semanalmante si el tiempo lo permite para buscar, observar y fotografiar o filmar a los animales, registrar su ubicación, tomar muestras, anotar diversos parámetros oceanográficos y recoger información medioambiental, y así documentar la presencia y el comportamiento de los animales.

Estos proyectos son pioneros por ser los primeros en esta zona. Para ello las entidades están equipadas con prismáticos, cámaras, hidrófonos y otro instrumental para la toma de muestras, imágenes y sonidos, tanto en superficie como dentro del agua, además de los sistemas GPS usados para el registro de los avistamientos. Cabe destacar que la Asociación Edmaktub incorpora técnicas de investigación innovadoras en su Proyecto Rorcual, como el uso de un multicóptero teledirigido o dron para la captación de imágenes aéreas y la recogida de muestras biológicas (soplo de la ballena).

La obtención de imágenes de los ejemplares, tanto fotográficas como de vídeo, es muy importante para la investigación, ya que permite su análisis y estudio posterior. En concreto, la foto-identificación de las ballenas y otros cetáceos permite distinguir a cada individuo mediante su aleta dorsal, ya que su forma es un rasgo único, es como nuestra huella dactilar. Esto permite, por ejemplo, reconocer un ejemplar concreto que haya sido avistado en anteriores campañas, o en otras ocasiones de una misma temporada.

1. El contacto con los barcos pesqueros de la zona es importante para realizar y documentar avistamientos – 2. Catamarán Maktub en el puerto de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) – 3. La observación del entorno ocupa gran parte del tiempo de trabajo.

El área de estudio de estos proyectos cubre una franja marina de más de 800 km², situada entre las localidades de Castelldefels y Cunit aproximadamente, y se extiende hasta 8 ó 9 millas mar adentro. La red de contactos que ambas asociaciones han establecido con los pescadores y navegantes de la zona permite registrar avistamientos de cetáceos desde Arenys de Mar hasta Tarragona, mediante el uso de teléfonos móviles (WhatsApp, SMS, aplicaciones), el correo electrónico, y la comunicación por radio.

Para realizar su actividad, ambas asociaciones disponen de los permisos pertinentes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y siguen estrictamente las normas decretadas para tal fin en lo que respecta al acercamiento y observación de cetáceos, normas que aplican a todo tipo de embarcaciones en todo el espacio marítimo español, independientemente de cuál sea su actividad.

Hay que recalcar que la Costa del Garraf, de la que forma parte el área de estudio de los proyectos, es de reconocida importancia ecológica y tiene diversas figuras de protección: está declarada como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), es Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Zona Especial de Conservación (ZEC), y forma parte de la Red Natura 2000 y del Plan de Espacios de Interés Natural de Cataluña (PEIN).

Campañas y divulgación

Además del equipo humano residente, estas asociaciones también cuentan con la colaboración de voluntarios para sus proyectos y campañas, en programas de un día a varias semanas. Siempre que haya disponibilidad, aceptan tripulantes que deseen vivir la experiencia de conocer en primera persona cómo transcurre una jornada de investigación a bordo de sus embarcaciones, no sólo para disfrutar del mar y de los animales, sinó también para aprender cómo se realiza la investigación de campo con cetáceos y ayudar en ella. Si estáis interesados, podéis consultar más información en los sitios web de dichas entidades. La mayoría de las fotografías de este artículo están tomadas durante algunas jornadas que realicé como voluntario en ambas asociaciones.

Para aquellos que queráis saber más de este tema y de otros más o menos afines, os recomiendo un par de opciones. La primera, echar un vistazo y suscribirse al sitio web de los Parques de la Diputación de Barcelona, en concreto a lo relativo al Parque del Garraf, para estar informado de las actividades que realizan durante el año relacionadas con su costa, sus playas y su medio marino, entre otras. Muchas son gratuitas, y las que son de pago tienen un coste realmente económico, además la gran mayoría están orientadas a un público familiar.

Y la segunda, asistir a alguna de las conferencias gratuitas que el Campus Universitari de la Mediterrània (CUM) realiza periódicamente en Vilanova i la Geltrú, sobre la presencia y el estudio de los rorcuales y otros cetáceos, y sobre las aves marinas de la zona; en su oferta también abarcan diferentes y variados ámbitos como la cultura, el turismo, el medio ambiente y la ciencia, entre otros. En ellas podéis descubrir realidades cercanas como la que os he presentado aquí.

Costa y macizo del Garraf en el sector de Sitges (Barcelona)
Sergi Balaguer H. / Fotógrafo. Editor multimedia. Viajero. Tenista en la reserva. Me preocupa la conservación del medio ambiente y de las especies. Disfruto estando en la montaña y la naturaleza, haciendo senderismo. Me encanta viajar. Me gustan la arqueología, la exploración, la geografía, la historia, la ciencia, los idiomas, la música... y muchos otros conocimientos humanos.